Comentario

Los proyectos llave en mano ayudan al mercado colombiano a reinventarse

El nuevo modelo de comercio inmobiliario turnkey está en aumento y beneficia tanto a los propietarios como a los inquilinos.

12 de mayo de 2020

Estamos en proceso de adaptación a una nueva realidad en todas las facetas de la sociedad a nivel mundial debido a la pandemia. Las empresas y los propietarios de espacios comerciales en renta recurren a la creatividad para imaginar el nuevo entorno del mercado inmobiliario.

Encontrar una oficina o local comercial listo para ser ocupado justo cuando y donde una empresa en expansión lo necesita es una manera de mejorar el desempeño de una empresa. Son espacios que no requieren grandes adecuaciones, pensados en función de la flexibilidad. Con eso en mente, muchos propietarios han sido proactivos a la hora de negociar la renta de sus propiedades, especialmente en Bogotá, el mercado más grande a nivel nacional. Por lo tanto, el modelo turnkey, o llave en mano, se ha convertido en una forma de atraer y retener inquilinos, disminuyendo la inversión inicial de los inquilinos y ayudando al sector a reinventarse.

“Nos dimos cuenta en Bogotá de que los propietarios siguen siendo flexibles en condiciones comerciales, siempre buscando hacer viable el negocio.

Biagio Arévalo, Director Turnkey, JLL

“El mercado de oficinas colombiano se ha visto muy afectado por la economía y la política fiscal en los últimos años. Muchas compañías están evaluando su necesidad real de espacios de oficina, reduciendo su área ocupada o consolidando operaciones aisladas en propiedades más grandes, aprovechando las oportunidades actuales. El poder de negociación sigue siendo favorable para los inquilinos", dice Biagio Arevalo Director Turnkey de JLL para la región Norte de América latina.

En el modelo llave en mano, la empresa que busca una oficina presenta sus requerimientos de ocupación y el propietario realiza la inversión en el proyecto de ocupación de acuerdo a sus necesidades. El propietario realiza las inversiones, o con una entidad que financia las mejoras, entregando la propiedad terminada, lista para entrar en operación. Dependiendo de la modalidad del contrato, estos costos pueden estar incluidos en el alquiler y se amortizan durante la vigencia del contrato. En compensación, el contrato tiene una duración más larga. Es decir, ambas partes pueden beneficiarse.

"Es un modelo de negociación que se adapta al momento del mercado, una forma de atraer inquilinos, mejor aun cuando el propietario cuenta con capital adicional para invertir", dice el especialista de JLL. 

“Nos dimos cuenta en Bogotá de que los propietarios siguen siendo flexibles en condiciones comerciales, siempre buscando hacer viable el negocio. Los precios tienden a estabilizarse. Creemos que, en 2020-21, experimentaremos otro momento de mercado”.

Ventajas llave en mano

Para inquilinos:

  •        Espacio entregado listo para ser ocupado según los estándares requeridos.
  •        La adecuación se realiza en nombre del propietario.
  •        Costos de adaptación de la oficina incluidos en el monto del arrendamiento (OPEX) y diluidos durante el contrato.
  •        Ahorro de tiempo y dinero.

Para propietarios:

  •        Ocupación de la propiedad en menor tiempo.
  •        La inversión adicional mejora la rentabilidad (ROI) de la inversión total.
  •        Retención del inquilino por más tiempo.

Es posible renegociar el arrendamiento durante el plazo del contrato (revisión), de acuerdo con el momento actual del mercado.

Llave en mano con precio máximo garantizado

El desarrollo del proyecto llave en mano, explica Arévalo, es un proceso integral que va desde la recolección del pedido específico, pasando por la búsqueda del espacio, el diseño y la construcción hasta la entrega a satisfacción del cliente. 

 “Somos, al mismo tiempo, una firma de arquitectura y una empresa constructora. Con este proceso integrado, un proyecto típico punto a punto tarda unos tres meses en completarse: un mes de diseño y planificación y dos meses de trabajo en general”, explica Biagio Arévalo, Director Turnkey en JLL.

Esta integración representa importantes ahorros. “Como el proceso es más rápido, el cliente a menudo ingresa a la propiedad antes de que finalice el período de gracia. Si negoció un período de gracia de seis meses, cuando se muda en tres, ahorró tres meses de alquiler”, ejemplifica.

“Y la economía no se detiene allí”, agrega. “Con su experiencia, JLL prepara estudios y estimaciones de costos que permiten estipular y garantizar el precio máximo a invertir en el proyecto. Tenemos el poder de negociar con los mejores proveedores asociados a precios competitivos", dice Biagio Arévalo.

Reanudar las actividades en todo el mundo seguramente tomará varios meses, estamos en JLL como líder global de servicios inmobiliarios especializada en propiedades comerciales para colaborar con las empresas y los inversionistas en finca raíz a optimizar el proceso.

Para más información, contacta a:

Biagio Arévalo
Director Turnkey
JLL, América Latina Norte
Biagio.Arevalo@am.jll.com