Historias de clientes

Nuestras oficinas en el corazón de la ciudad de Buenos Aires

JLL es la segunda empresa de bienes raíces más grande del mundo. Al expandir su operación en Buenos Aires decidió aplicar los conceptos modernos de los entornos de trabajo más innovadores y productivos.

Puntos Clave

Espacio flexible y productivo

Ubicación

Avenida 9 de Julio, frente al Teatro Colón

Tamaño

520 m2

Personas

50 posiciones y 90 usuarios

El lugar

JLL es la segunda empresa de bienes raíces más grande del mundo. Al expandir su operación en Buenos Aires decidió aplicar los conceptos modernos de los entornos de trabajo más innovadores y productivos.

La oficina del JLL Argentina está ubicada sobre la Avenida 9 de Julio con vistas al Obelisco y a uno de los diez mejores teatros de ópera del mundo, el Teatro Colón. Mira el video aquí

El edificio de oficinas de Carlos Pellegrini 719 parece bastante común desde el exterior, pero este centro de negocios tiene algunas sorpresas bajo la manga. Se trata de un edificio de Clase A certificado LEED Gold; lo que significa que se trata de un edificio sostenible. Esto es ideal para las corporaciones que se ocupan tanto de la salud de sus empleados como del planeta, y que, a su vez, están atentos a su imagen corporativa, así como requieren una ubicación central.

El edificio cuenta con plantas promedio de 520 m2 con un muy buen nivel de sistema de climatización VRV (Volumen de Refrigerante Variable), terminaciones metálicas de aluminio y DVH (doble vidriado hermético), detección y extinción de incendios de última generación, seguridad, luminarias LED y terrazas de uso exclusivo.

JLL Argentina ha logrado un gran lugar para trabajar que invita y entusiasma tanto a colaboradores, como a clientes y proveedores.

La flexibilidad

Se diseñó un área de mesas de trabajo compartidas por diferentes equipos que llaman “vecindarios”. Los puestos no son fijos y los empleados pueden elegir donde sentarse cada día. Cada espacio cuenta con pantallas adicionales y diferentes tipos de conexiones para la diversidad de equipos que se utilizan hoy en día.

Se dio prioridad a las salas de reuniones para grupos más pequeños. Espacios para dos o tres personas, con posibilidad de conectarse a video conferencias, y compartir trabajos con pantallas.

También se facilitó la privacidad para llamadas telefónicas con espacios más pequeños llamados phone boots que fueron diseñados para eliminar el ruido y que también funcionan como lugares tranquilos para trabajar enfocados.

La sala de reuniones grande además de ser espaciosa, tiene un equipamiento de última generación que permite realizar video conferencias, entrenamientos, con pantalla gigante y pizarrón electrónico. 

Los espacios de guardado

Los empleados cuentan con lockers donde pueden guardar todos sus elementos de trabajo al finalizar el día. La menor cantidad de papeles del trabajo actual y la facilidad de conexión les permite elegir cada día y a cada momento en qué espacio trabajar.

Existen áreas de archivo de documentación y centros de impresión, colocados estratégicamente dentro del espacio. 

La cafetería

El lugar que faltaba. Es el lugar de encuentro para tomar un café con un colega, almorzar, o realizar mini reuniones informales. Fortalece la comunicación y afianza las amistades en el trabajo. Al mismo tiempo que es un gran lugar de reunión, con mesas y sillones, donde muchos también eligen trabajar.

La tecnología

La flexibilidad implica tecnología. Cada espacio cuenta con enchufes y tomas de todo tipo para dar soporte a la diversidad de equipos que se utilizan día a día. Pantallas, pizarrones electrónicos, enchufes, wi-fi de alta velocidad, y al mismo tiempo, ausencia de cables a la vista.

El mobiliario además es ergonómico de última generación. La iluminación natural se complementa con luces led sectorizadas.

La productividad

Las oficinas tienen 520 m2 y puestos para 50 personas. Sin embargo, a través de la flexibilidad de los espacios, y la movilidad de los empleados, las oficinas son utilizadas por más de 90 personas, aumentando en forma realmente dramática la productividad del espacio.

El resultado

JLL Argentina ha logrado un gran lugar para trabajar que invita y entusiasma tanto a colaboradores, como a clientes y proveedores.